0

Compartir un coche para moverse por ciudad

Publicado por el .

 Coche compartido

Particularmente adaptado a las zonas urbanas de más de 100.000 habitantes, el coche compartido permite al conductor dividir los gastos del coche por la mitad, acceder rápidamente a un aparcamiento, economizar los gastos de parking, y beneficiarse de un tráfico más fluido (menos coche en circulación) y de una disminución de la tasa de contaminación.

Se trata de un sistema interesante para las personas que no tienen coche y que quieren mantener su uso por unas horas; o para aquéllos que tienen un coche pero lo utilizan poco (-10.000 km/año) y pueden dispensarse de él. A saber: un coche individual circula una media de una hora al día. El sistema del coche compartido se dirige tanto a particulares como a profesionales.

Después de inscribirse, se reserva con antelación cuando se tiene necesidad de un vehículo. Cuando se hace la reserva se elige la hora de salida y de vuelta, y la estación en la que se quiere recuperar el coche…

En el interior se encuentra la llave, así como la tarjeta para la compra de carburante. Antes de arrancar, conviene verificar que el coche no tiene ningún tipo de defecto provocado por conductor anterior. En caso afirmativo, basta con señalarlo en los documentos previstos para ese efecto. Una vez terminado el recorrido, se vuelve a llevar el coche a su emplazamiento de salida, y el servicio ha terminado.

Más información – Viajar con niños pequeños

Te puede interesar


Escribe un comentario