0

Cuando viajar es un placer

Publicado por el .

 Familia en coche

Si viajáis en avión no dudéis a la hora de pedir agua a la azafata de vuelo, que normalmente suele ir ofreciendo a lo largo del trayecto. El aire es muy seco en estos aparatos, mucho más que en un coche, por eso conviene hidratarse convenientemente para evitar otro tipo de problemas.

En el tren, los vagones restaurantes ofrecen bebidas, pero a veces a precios desorbitados, por eso puede ser una buena idea llevar consigo una botella de agua.

No se deben comer aperitivos salados ni alimentos demasiado dulces. No sólo tiene el riego de provocarnos náuseas, sino que además la grasa que contienen puede favorecer la sensación de pesadez y darnos ganas de vomitar.

Lo ideal es tomar fruta que previamente se ha preparado pelándola y cortándola en trozos para comerla con mayor facilidad en el asiento de nuestro compartimento. Lo ideal es llevar trozos de melocotón, de nectarina, tacos de melón o de sandía, rodajas de plátano, y de kiwis… Con las frutas se puede hacer casi todo, y es que además contienen mucha agua y nos permiten hidratarnos durante el trayecto, al tiempo que nos ayudan a recargar las pilas.

Más información – Vacaciones para todos los bolsillos

Te puede interesar


0 comentarios

Escribe un comentario