0

De turismo por La Orotava

Publicado por el .

 Liceo Taoro

Los aborígenes llamaban a este enclave fértil y verde: Arautapala o Araotava, y formaba parte del menceyato guanche (una especie de municipio aborigen) de Taoro. La tradición cuenta que su gran jefe Bencomo vivió en dos cuevas contiguas en el barranco de El Pino.

El Adelantado (jefe político y militar español) Fernandez de Lugo se ocupó de dividir las tierras una vez terminada la conquista, reservándose personalmente una buena parte del territorio.

Rápidamente, esta tierra tuvo un juez de paz, dependiente de La Laguna, y así fue fundada esta ciudad, desarrollándose entorno a la capilla de Acción de Gracias, y después se fue extendiendo progresivamente hacia el sur hacia la Villa de Arriba o el barrio de El Farrobo. En La Orotava encontramos magníficos ejemplos de una arquitectura típicamente canaria: la iglesia de La Concepción, los conventos de San Lorenzo, San Benito y San José, y muchos edificios civiles.

En el año 2648, Felipe IV nombró la Villa exenta, independiente de La Laguna, con su propio alcalde. Y en 1681, la iglesia de San Juan de El Farrobo se erigió en parroquia, separándose así de la de La Concepción. A comienzos del siglo XX, Alfonso XIII le confirió, con la aprobación de su escudo, el título de Muy Noble y Leal Villa de La Orotava.

Más información – El municipio de Santa Úrsula

Te puede interesar

Escribe un comentario