0

Seguridad y precaución durante las vacaciones

Publicado por el .

 Madre en la playa con su  hijo

El riesgo mayor es el de ahogarse. Vuestro hijo no tiene conciencia de los peligros del agua, que para él, es un elemento lúdico y atractivo. El borde del mar no suelen estar bien adaptados para los más pequeños, y el fondo suele ser bastante traicionero.

Un niño puede ahogarse en 20 centímetros de agua. Si se cae y su rostro se ve inmerso en el agua, no será capaz de levantarse.

Por otro lado, ciertas playas, suelen presentar fuertes mareas y la subida del agua puede alejar con mucha velocidad a vuestro hijo del borde. No los dejéis nunca de vigilar, incluso si está rodeado de otros niños de mayor edad, que al final no pueden reaccionar como se debe en caso de que surja algún tipo de problema.

Debéis estar vigilantes con el tema de la hidrocución. No dejéis que vuestro hijo se bañe en las primeras horas que siguen a la comida, y vigilad sobretodo que entre progresivamente en el agua, tras una exposición prolongada al sol.

Más información – Pasar las vacaciones en familia

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario