0

El Parque Nacional de Timanfaya en la isla de Lanzarote

Publicado por el .

Lanzarote
El límite del Parque Nacional de Timanfaya está marcado por un signo que lleva la insignia del diablo, un logo diseñado por César Manrique. Poco después, se pasa por el parque de camellos, Echadero de los Camellos, desde donde hay un paseo de veinte minutos a lomos de camello que conduce hasta los confines del Parque Nacional de Timanfaya.

Cerca de la estación de camellos se encuentra el pequeño museo geológico, Museo de Rocas, que exhibe muestras de los diferentes tipos de roca que se encuentran en el parque.

En homenaje al nombre de un pueblo que fue uno de los once asentamientos que fueron enterrados por la lava y cenizas durante las erupciones volcánicas de la década de 1700, el Parque Nacional de Timanfaya fue declarado parque nacional protegido en 1974.

La historia nos dice de las erupciones volcánicas fueron espectaculares en esta área. Durante seis años, en el siglo XVIII, más de treinta volcanes estallaron con violencia, derramando fuego, humo y enormes masas de magma, sepultando pueblos enteros. Afortunadamente, la gente ya había abandonado sus hogares, por lo que a pesar de esta catástrofe natural, no hubo víctimas mortales.

Estas erupciones transformaron casi una cuarta parte de la isla en un mar de lava solidificada, rocas volcánicas multicolores y arena de color cobre, con amplias áreas cubiertas con gruesas capas de picón. Estos materiales forman el malpaís, y más de 250 años después de estas erupciones, todavía hay algo de vegetación.

Más información – Tías en Lanzarote

Te puede interesar

Escribe un comentario